Eventos da EBI

EL PERDÓN DE DAVID



Davi cuidaba con mucho amor las ovejas de su padre. Cuando tocaba su harpa, alegraba a todos que escucharan, y por causa de su grande don, el joven fue llevado al palacio del rey. ¿Saben para qué?. Para tocar su harpa. ¡Eso mismo! El rey estaba atormentado por los espíritus malos y la música que David tocaba separaba del rey, pues el espíritu de Dios habitaba en David y hacia con que él bendiga a todos alrededor
Ocurrió que un día, cuando David y Saúl volvían de la batalla en la cual David había derrotado un gigante, que las mujeres de la ciudad comenzaron a cantar diciendo: "Saúl destruyó a un ejército, ¡pero David aniquiló a diez!"
El corazón de rey se puso triste, pues el pueblo amaba más a David de que a él, por eso, se puso celoso. ¿Qué cosa fea, no? David sabia que el rey no era malvado, pero sabía que estaba siendo dominado por un sentimiento muy malo. Por tener un bueno corazón amable y saber perdonar, David no dejo que la tristeza entrase en su corazón, pues aquellos que aman a Dios saben perdonar unos a los otros.
Dios perdona nuestras fallas, pues es misericordioso, y debemos seguir el ejemplo de David, un hombre bueno que tenía un corazón listo para perdonar
Aprendimos con la historia de hoy que David tenía un buen corazón que agradaba a Dios, y varias veces perdonó al rey Saúl. Debemos seguir el ejemplo de David. Cuando obedecemos a la Palabra de Dios, tenemos el corazón limpio, a pesar de ser bendecidos grandiosamente, bendiciemos también el  prójimo.